Calle Salvador Dalí, 16
28810 Los Hueros, Madrid
+34 918 79 24 43

Comentarios

Déjanos tu comentario

¿Qué son los cojinetes o bulones de tu coche?

¿Qué son los cojinetes o bulones de tu coche?

Hay algunos elementos de la mecánica del coche que son conocidos por la mayoría del público. Todo el mundo sabe qué es un neumático, un amortiguador o una batería. Pero además de todas estas piezas, existen muchas más con nombres pocos comunes e incluso extraños.


Utilizamos un gato para elevar el coche, la válvula de mariposa para regular el flujo de un fluido en un conducto, un cigüeñal para convertir el movimiento alternativo en giratorio o un árbol de levas para abrir y cerrar las válvulas de admisión y escape de la culata. Estos nombres son más normales e incluso nos recuerdan a elementos del mundo animal, pero existen otros más raros.

Entramos en terrenos complicados si hablamos del presostato de aceite, los bulones, el transductor de presión, los cojinetes, el palier, los latiguillos, los balancines, los manguitos o los silentblocks, entre otros. Desde la red de talleres Nubecar te explicamos las funciones de algunos de ellos:

  • Presostato de aceite. Es un dispositivo que cuenta con un manocontacto, cuya función consiste en controlar la presión del aceite en el cárter de la parte baja del motor. Conectado al testigo de presión de aceite del salpicadero, o al ordenador de a bordo en el caso de que tu coche disponga de este dispositivo, hace que se apague el indicador cuando el motor gira si la presión es normal, o lo mantiene encendido en el caso contrario. Se trata, por tanto, de un sistema de alerta fundamental. El síntoma más destacable de un fallo en el presostato de aceite es una fuga en el lugar de su implantación. El aceite que se haya vertido podría entrar en contacto con el colector de escape y generar un olor a quemado. Si el nivel de aceite es correcto pero el testigo de presión de aceite parpadea al ralentí y se apaga cuando acelera, puede ser que haya un problema en el presostato.
  • Válvula de mariposa. Son propias de los motores de gasolina con inyección de combustible, formando parte de su sistema de admisión. Este dispositivo es responsable del control de aire que accede a los cilindros mediante el circuito de colectores de admisión, ubicándose entre éste y el filtro de aire. La válvula de mariposa se encarga, por tanto, de regular el flujo de aire que formará parte del proceso de combustión, aumentando o disminuyendo el paso mediante la llamada placa de mariposa que gira sobre un eje.

  • Balancín. Tiene como función empujar las válvulas de admisión y escape para que se abran en el momento adecuado, facilitando la sincronización de los tiempos en un motor de combustión interna. El balancín, a su vez, es accionado empujador movido por el árbol de levas.
  • Bulones. Esta pieza, normalmente de acero, es de forma tubular y permite el juego de los pistones y el pie de la biela. Son tremendamente importantes, como todo componente del motor, pues, en efecto, todo gira a su alrededor. De este modo, los bulones están sometidos a un exigente trabajo, por lo que es fundamental asegurar la buena lubricación de nuestro coche, de los distintos sistemas que lo componen, es el adecuado. Y es que, si algo no permite un movimiento perfecto en el bulón, es posible que percibas un ruido, o hasta un golpeteo, a bajas revoluciones.

  • Manguitos.  Los motores de los coches tienen un buen número de tubos con distintas funciones. Dentro de estos tubos están los manguitos que podemos encontrarlos, por ejemplo, en el radiador o el turbo. Un manguito del radiador recibe el agua caliente enviada por el motor. Suele estar ubicado en la parte superior del radiador, mientras que en la parte baja encontramos otro manguito que es el que envía el agua refrigerada al motor, para que éste disminuya su temperatura y trabaje sin problemas. Por su parte, los manguitos del turbo llevan el aire comprimido del turbo al intercooler y de este a la admisión del motor. Así, una falta de respuesta al acelerar puede deberse a fugas en los manguitos.
  • Cojinetes. Se encuentran en varios sistemas de tu coche. Puedes encontrarlos en las ruedas, en el embrague, incluso en algunos amortiguadores. El cojinete de rueda se encuentra entre la mangueta y el cubo de rueda y asegura la rotación de los neumáticos. Si esta pieza falla podemos tener algún problema, ya que, por ejemplo, puede provocar que la rueda no gire. Además, los cojinetes en mal estado pueden provocar problemas en la transmisión por un mal rodamiento. Mientras, si se desgastan los cojinetes de la caja de cambios manual, sabrás bien qué es, pues es una de las mayores averías de la caja de cambios. El desgaste de los cojinetes de la caja de cambios sobre la que se apoyan los ejes puede producir un mayor ruido del normal.

Si necesitas arreglar alguna de estas piezas u otras de tu vehículo, visita tu taller Nubecar de confianza donde nuestros especialistas del sector solucionarán cualquier avería de las miles de piezas que forman tu automóvil. ¡Pide ya tu cita y no dudes en visitarnos!

Diseño web :: ticmedia.es