Calle Salvador Dalí, 16
28810 Los Hueros, Madrid
+34 918 79 24 43

¿Por qué deberías tomar en serio si el testigo MIL de tu coche está encendido?

Comentarios

Déjanos tu comentario

¿Por qué deberías tomar en serio si el testigo MIL de tu coche está encendido?

¿Por qué deberías tomar en serio si el testigo MIL de tu coche está encendido?

Cuando circulas por la carretera, la última cosa que deseas ver es un testigo encendiéndose en el panel de tu vehículo. Uno de los más enigmáticos es el testigo MIL (Malfunction Indicator Lamp), también conocido como "luz de fallo del motor". Pero, ¿sabes realmente lo que significa y qué debes hacer al respecto? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es el testigo MIL?

El testigo MIL es una señal de alerta que forma parte del sistema OBD (On-Board Diagnostics) de tu coche. Este sistema se encarga de monitorizar continuamente el rendimiento del motor y otros componentes esenciales. Cuando algo no funciona correctamente, el testigo MIL se enciende para advertirte.

¿Qué significa que esté encendido?

Si el testigo MIL se ilumina, es un claro indicativo de que algo no va bien en el sistema de control del motor o en los sistemas auxiliares del coche. Esto puede deberse a una variedad de problemas, desde un sensor de oxígeno defectuoso hasta un problema en el sistema de emisión.

Razones más frecuentes para un testigo MIL encendido

1. Anomalías en el funcionamiento del motor:
Si tu coche tiene un consumo exagerado de carburante o aceite, o emite humo en exceso, es probable que el sistema electrónico active el testigo.

2. Alimentación defectuosa:
Una bomba de combustible defectuosa o inyectores en mal estado pueden hacer que el testigo se encienda, señalando pérdida de potencia o tirones al acelerar.

3. Problemas en el dispositivo de sobrealimentación:
Si el turbo o compresor volumétrico tiene algún daño o no se refrigera adecuadamente, el testigo mil podría activarse.

4. Fallas en el sistema eléctrico:
Cables defectuosos, conexiones sueltas o bujías en mal estado también pueden ser causantes.

5. Calentadores defectuosos:
En motores diésel, los calentadores que ayudan a los cilindros a alcanzar la temperatura adecuada para arrancar podrían fallar con el tiempo.

6. Caudalímetro estropeado
Este sensor, que calibra la cantidad de aire en los cilindros, puede fallar, afectando el rendimiento general del motor.

7. Desajuste en órganos móviles
si elementos como el cigüeñal o los árboles de levas están desajustados, esto puede activar el testigo.

8. Problemas con la sonda lambda
este sensor regula los niveles de gases en el escape y, si falla, el testigo mil se iluminará.

9. Válvula EGR defectuosa
Encargada de reciclar los gases de escape, una válvula EGR defectuosa aumentará el consumo y reducirá la potencia del motor.

10. Catalizador dañado
Un catalizador afectado puede generar emisiones nocivas, y también hacer que el testigo mil se encienda.


Si el testigo MIL de tu coche se enciende, no te preocupes, confía en los profesionales de Nubecar para encontrar y solucionar el problema eficazmente. Nubecar cuenta con una extensa red de talleres especializados, donde recibirás un diagnóstico preciso y un servicio de alta calidad. No lo dudes más y encuentra el taller Nubecar más cercano para asegurarte que tu coche está en buenas manos.
 

Diseño web :: ticmedia.es